Palito Ortega, el multiusos

Llamándose Palito, la verdad, no parecía que fuera a triunfar demasiado en esto de la música. Pero lo cierto que este argentino simpático y guapetón lo petó en el mundo del espectáculo, tanto en la canción, como en el cine y la televisión. De hecho, y concretando cifras, para que la cuestión quede perfectamente certificada, desde que comenzó a despuntar en 1962, y hasta hoy día, el amigo Palito ha grabado nada menos que 39 álbumes y 6 recopilatorios; ha trabajado en 33 películas, ha intervenido en numerosos de programas de TV, y hasta se ha atrevido a subir a un escenario, en 1966, para protagonizar la comedia teatral «La extraña pareja». ¿Cómo te quedas?

Así que cuando aterrizó en España, en 1968, para rodar junto a Rocío Dúrcal el filme «Amor en el aire», que como es fácil suponer tuvo un gran éxito, ya tenía a sus espaldas un largo y fructífero recorrido, como bien podía constatarse tanto en Argentina como en México y en otros rincones de América Latina. En nuestro país, por ejemplo, en esos años ya había triunfado con uno de sus grandes éxitos, «La felicidad»… Sí, esa canción que todo el mundo tarareaba entonces y cuyo «complejo» estribillo decía:

La felicidad, ja, ja, ja, ja,

de sentir amor, jo, jo, jo, jor,

hoy hacen cantar, ja, ja, ja, jar,

a mi corazón, jo, jo, jo, jon.

La felicidad, ja, ja, ja, ja,

me la dio tu amor, jo, jo, jo, jor,

hoy vuelvo a cantar, ja, ja, ja, jar,

gracias al amor, y todo gracias al amor.

Impresionante, ¿eh? Pues eso no fue todo, porque, casi sin darnos cuenta, se fue colando en nuestras vidas cotidianas con otras canciones de éxito como “Corazón contento”, cuya versión junto a Marisol fue todo un bombazo, «Te vas a enamorar», «Amor de verano», «Viva la vida»… ¡Ah, y «La chevecha», que tampoco había español que no canturreara! Y no era para menos, que la letra no tenía desperdicio. ¿Te acuerdas de ella? Pues refréscate la memoria con un poco de «chevecha». ¡Invita la casa!

Que chabocha la chevecha

que che chube a la cabecha,

anda chava chube y chirve

otro bacho de chevecha,

otro bacho de chevecha

anda chava chube y chirve…

Y así hasta hoy, porque Ramón Bautista Ortega, o sea, Palito Ortega, que hasta durante un largo tiempo decidió coquetear con la política, llegando ser nada menos que gobernador de Tucumán (1991-1995) y senador de la misma provincia (1998-2000), sigue en activo, ofreciendo conciertos de acá para allá. O sea que, después de aquellos escarceos políticos, en los que seguramente pasó a ser el licenciado Ramón Bautista Ortega Saavedra, ha vuelto a ser el de siempre, el que todos conocemos, Palito Ortega, el que nos contentaba el corazón, nos anunciaba que íbamos a enamorarnos y lograba que la «chevecha» se nos subiera a la «cabecha».

Un comentario sobre “Palito Ortega, el multiusos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s