«El espíritu de la colmena»: el poder de la luz

«En un pequeño pueblo de Castilla, a mediados de los años cuarenta y en plena posguerra, Isabel y Ana, dos hermanas de ocho y seis años respectivamente, ven un domingo la película «El Doctor Frankenstein». A la pequeña la visión del filme le causa tal impresión, que no deja de hacer preguntas sobre el monstruo a su hermana mayor». De esta manera tan bien sintetizada puede leerse en FilmAffinity el argumento de «El espíritu de la colmena», aquella maravillosa película de un joven Víctor Erice, de apenas 33 años, que a muchos cinéfilos empedernidos de entonces nos dejó atónitos cuando se estrenó, el 7 de octubre de 1973.

Quizá muchos no la recuerden o tal vez no forme parte de sus gustos cinematográficos, pero lo cierto es que esta película tan compleja y fascinante, tan sobria y directa era, según la crítica especializada de la época, y aún la de hoy día, un hermoso canto a la iniciación de la vida, a los sueños frente a la realidad y a la muerte. Un filme, en definitiva, que trazó con absoluta maestría Víctor Erice y su coguionista, Ángel Fernández Santos, y en la que destacaban sobremanera las espléndidas interpretaciones de sus principales protagonistas: Fernando Fernán Gómez, Teresa Gimpera, Ana Torrent e Isabel Tellería.

«El espíritu de la colmena», por cierto, consiguió ser la primera película española en ganar la Concha de Plata en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, además del Hugo de Plata en el Festival de Chicago. Reconocimientos ambos que subrayaban la extraordinaria calidad de ese filme, que se salía de todos los cánones del cine español de aquella época con aspiraciones a renovarse, a contar historias diferentes con un estilo más rompedor, como sucedía en otras cinematografías.

Todavía hoy, cada vez que vuelvo a verla, me emociono escuchando las susurrantes voces de Isabel y de Ana, intercambiando sus miedos y sus asombros, o el minucioso trasiego con los paneles de abejas de su abuelo (Fernando Fernán Gómez), todo ello envuelto en la mágica fotografía de Luis Cuadrado y en la maravillosa banda sonora de Luis de Pablo, que contribuyeron a que «El espíritu de la colmena» ocupe un sitio de honor en la historia del cine español.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s