Se llamaba «copla»

Érase una vez un género musical llamado «copla» que formaba parte irrenunciable de la banda sonora de millones de corazones que, para seguir bombeando amor, sueños y esperanzas, necesitaban escuchar hermosas melodías y bonitas letras bañadas en poesía que hablasen de amores imposibles o desgarradores, pero también de amores desmedidos, de esos por los que uno sería capaz de dar la vida, de celos, de traiciones, de sentimientos a flor de piel y de pasiones ardientes.

Durante décadas, la copla fue la indiscutible reina musical para generaciones y generaciones de españoles, que la convirtieron en su himno de batalla emocional pero, casi sin que se dieran cuenta, aquel esplendoroso reinado fue poco a poco siendo desterrado al desván de la memoria, allí donde solo unos pocos trataron denodadamente de mantenerla viva regándola cada día con hermosos recuerdos para que nunca llegara a borrarse.

La irrupción de nuevos tiempos y, con ellos, de nuevos gustos musicales y, sobre todo, de nuevas voluntades ideológicas, hicieron que la copla fuera desapareciendo de la rutina cotidiana, sobre todo porque, para muchos, este género formaba parte inseparable de un régimen que nos había tenido maniatados durante casi cuarenta años, y no una de las joyas de nuestro tesoro popular que brillaba con mayor resplandor, aunque hay que reconocer que no en todos los rincones del país su intensidad era la misma.

Fuera como fuese, lo cierto es que, hasta que el declive de la copla empezó a producirse, quién no escuchó alguna vez a su abuela, a su madre o a la vecina del cuarto (las mujeres, sin duda, eran las más enamoradas de la copla) mientras cocinaban, lavaban la ropa o cosían (en las tareas domésticas, las mujeres también eran las «más enamoradas», pero no por voluntad propia) entonando algunas de aquellas inolvidables coplas que interpretaban grandes estrellas del género, como Pastora Imperio, una de las primeras en dignificar la copla, Imperio Argentina, Estrellita Castro, Juanita Reina, Marifé de Triana, Miguel de Molina, Concha Piquer, Manolo Caracol, Antonio Molina, Lola Flores, Antoñita Moreno… y tantos otros artistas más.

Por eso, a muchos, ya fueran grandes, pequeños o medianos, les resultaba difícil no acabar familiarizándose con coplas tan hermosas como «Tatuaje», «La Niña de Fuego», «Camino verde», «Francisco Alegre», «La bien pagá», «La hija de Don Juan Alba», «La Zarzamora», «Lola Puñales», «María de la O», «Ojos verdes», «Rocío», «Suspiros de Españas», «Torre de Arena», «Y sin embargo te quiero», por solo citar unas cuantas, que continúan produciendo una emoción especial cada vez que se escuchan.

Y así fue pasando el tiempo y la copla sin salir del sombrío refugio al que había sido confinada, hasta que la diosa fortuna quiso que, poco a poco, comenzara a desperezarse de su interminable letargo y a que se desempolvaran del armario las canciones inolvidables de Quintero, León y Quiroga, los tres grandes compositores de la copla, de Perelló y Ródenas o de los maestros Solana y Ochaíta. Y como el que no quiere la cosa, o en realidad sí la querían muchos, empezó a relucir de nuevo en voces como las de Rocío Jurado o Isabel Pantoja, a seducir sin remisión a artistas venidos de otros lares, como Serrat o Carlos Cano, y a ser de nuevo un género musical que hoy día «se llama copla», al que esta vez le deseamos larga y fructífera vida.

Anuncios

3 comentarios sobre “Se llamaba «copla»

  1. Pues, la verdad, es que no estando muy acostumbrada a escuchar copla, ahora, cuándo alguna entona mi madre, así con ese tonillo que dan las personas muy avanzadas en años, me emociono, recordando lo que aún a ella la hacen sentir. Sólo por eso, todo lo que transmite profundas sensaciones, no debe desaparecer nunca.

    Me gusta

  2. He crecido con la copla en la radio, en las casas, cuando las mujeres se reunían a coser o a bordar. Me encanta la copla y creo que hay pocas que no conozca ,además les he cantado y bastante bien (modestia aparte). Durante un tiempo estuvo denostada, pero afortunadamente ahora goza de buena salud y con unos buenos intérpretes. Una de mis favoritas es TRINIA y Pastora Soler la borda

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s