Yonquis de la carta de ajuste

Una niña merienda frente a una televisión con una carta de ajuste de TVE. Gema García

Por Luz Sánchez-Mellado («El País», 22-7-2017)

En verano, sin móviles, sin consolas, sin portátiles y sin cole, nuestro tedio de sobremesa adquiría proporciones de insecto prehistórico fosilizado en ámbar Continuar leyendo “Yonquis de la carta de ajuste”

Anuncios

A José Molina Zúñiga, músico

In memoriam (y II)

José Molina, en 1917, en su primer época con el Trío Albéniz

Granada (1900-1985)

José Molina Zúñiga nació, vivió y murió en Granada, de la misma forma que nació, vivió y murió por y para la música. Nunca abandonó su ciudad, como nunca quiso separarse de su laúd, de su bandurria, de su violín o de su guitarra. Autodidacta y alumno aventajado a un mismo tiempo, estaba dotado de una prodigiosa intuición musical, que hizo que, ya a los 9 años, comenzase a dar muestras de su genio precoz, de su voluntad de hierro y de su infinita capacidad de trabajo. Con esa edad, y gracias a un concurso organizado por la Diputación granadina que le proporcionó su primer violín, emprendió una carrera musical tan densa, fructífera y brillante como poco reconocida. Continuar leyendo “A José Molina Zúñiga, músico”

Woody Allen: psicólogo de cabecera

El Retrovisor

Antes de enamorarme perdidamente de Woody Allen después de asistir atónito al estreno de Annie Hall, en 1978, ya había empezado a sentirme seducido por él en películas como Toma el dinero y corre (1969), Bananas (1971), El dormilón (1973) o Sueños de seductor (1972), esta última dirigida por Herbert Ross, en las que descubrí que había una forma distinta de hacernos reír, solo comparable a algunas de las inolvidables películas de los Hermanos Marx.

Ver la entrada original 553 palabras más

La barbería, «centro de tratamiento capilar»

Si había un lugar en el barrio que podía distinguirse a lo lejos, era aquel que de su fachada sobresalía una especie de reluciente poste, que más bien parecía una piruleta gigante, adornado con líneas de colores rojo, azul y blanco, aunque también cabía la opción de que la susodicha combinación colorística simplemente luciera alrededor de la fachada o de la puerta en entrada. Pues aquel lugar que, si uno andaba despistado, podía pensar que era una delegación del consulado de Francia en el barrio era la «peluquería», también conocida como «barbería», según lugar, época, gustos e interpretaciones. Continuar leyendo “La barbería, «centro de tratamiento capilar»”

A José Molina Zúñiga, mi «abuelito»

In memoriam (I)

José, en el bautizo de su nieta Marisa

La historia está llena de hombres olvidados, de personas ajenas a la memoria popular, que tuvieron que partir tan silenciosamente como habían vivido. Y entre ellos estaba él, un granadino de cuerpo y de espíritu, nacido bajo la luz primeriza e inquieta del siglo XX. Lo había hecho en el corazón mismo de la ciudad, a la que siempre perteneció, como la mirada infinita de San Nicolás o la quietud casi mística de la calle Elvira, en la que durante tantos años vivió. Le llamaron José, para que sus familiares y amigos pudieran reconocerle, y le apellidaron Molina y Zúñiga, para que las leyes pudieran dar constancia de su existencia. Continuar leyendo “A José Molina Zúñiga, mi «abuelito»”

Herta Frankel y su Perrita Marilín

Los más pequeños de la casa, aunque dudo de si no había que incluir también a los más mayores, éramos fans incondicionales de aquella perrita caniche llamada Marilín que, a pesar de ser bastante impertinente y respondona, nos parecía realmente encantadora. De hecho, era difícil no encontrar a un niño o una niña de la época, o sea, de mediados de los años 60, que no quisiera tener una Marilín en su casa, porque para impertinente y responda ya teníamos a nuestra hermana mayor. Continuar leyendo “Herta Frankel y su Perrita Marilín”

Camarón XXV

Una leyenda flamenca

Este 2017 será, sin duda, el Año Camarón: el domingo 2 de julio se cumplen ya cinco lustros de ausencia de José Monge Cruz, veinticinco años en los que ha crecido hasta límites insospechados la leyenda del genio de la Isla de San Fernando, que había empezado a forjarse desde mucho antes de su desaparición, en el verano de 1992. Continuar leyendo “Camarón XXV”