La panadería del barrio

El Retrovisor

Allá por los años 60, justo enfrente de mi casa, se encontraba la seductora «panadería de Doña Concha», que era como se conocía entre los vecinos porque, ahora que lo pienso, no tenía ni nombre, en realidad como muchas de las demás tiendas que había en el barrio, como la de ultramarinos de «Don José» o la mercería de «Mari Pili». ¿Y para qué? Lo verdaderamente importante es que, ya a primera hora de la mañana, aquel maravilloso olor a pan recién hecho que salía de la tienda se colaba por las rendijas de las ventanas y nos anunciaba un nuevo día, que prometía ser muy «sabroso».

Ver la entrada original 232 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s