Cines de verano: Películas a la luz de la luna

Antiguo cine de verano en Badajoz

La diosa fortuna ha querido que, desde hace ya algunos años, en algunos localidades de este nuestro, a veces, bendito país se hayan recuperado, para uso y disfrute del personal hoy presente, aquellos inolvidables cines de verano en los que nos acomodábamos plácidamente muchas noches estivales.

En ellos, no solo disfrutábamos de la película o películas que aquel día se proyectasen, que siempre eran recibidas con inusitado entusiasmo si eran de «vaqueros», de «romanos» o de «risa», sino también de pasar unas deliciosas horas en familia o con los amigos de una forma diferente a como lo hacíamos el resto del año en los otros cines del barrio.
Y allí, al fresquito, a ras del cielo, bajo las estrellas y a la luz de la luna, degustando un sabroso bocadillo de mortadela o simplemente comiendo pipas o palomitas, pasábamos las noches más emocionantes del verano. Hasta el sonido de las películas, que parecía resonar de otra manera en el aire, producía una atmósfera que resultaba bastante difícil de encontrar en otro lugar.

Cine de verano en Sevilla

Lo del bocadillo, por cierto, solo era un piscolabis de andar por casa para algunos. En los cines en los que había incluso mesas, que no eran tan infrecuentes como pudiera parecer, todo sea dicho, las cenas se convertían en algo más «grandioso» que la propia película. Y es que, si mi memoria gastronómica no me falla, había familias que iban al cine pertrechados con una nutrida intendencia; o sea, pollo asado o filetes empanados, algo para picar, barras de pan, vino y gaseosa… Y para rematar la faena, algún polo de naranja o de limón que compraban allí mismo en el cine, siguiendo al pie de la letra la habitual recomendación de «visite nuestro bar».
Lo que nunca llegué a saber es si realmente se enteraban de la trama de la película que estaban viendo o ese no era el objetivo de la velada nocturna, sino simplemente «cenar fuera de casa», hubiera película o no, proyectaran una de «vaqueros», una de «romanos» o una de «devoradores de pollo», como ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s